Louise es un niño muy dulce que padece albinismo. Como sabéis esa enfermedad también afecta a la vista y casi todos las personas que la sufren padecen ceguera o ceguera parcial. Hoy el pequeño Louis recibe sus primeras gafas con las que, por fin, podrá ver más nítidamente. A la primera persona que consigue ver es a su mamá, y su sonrisa y su reacción hará que te olvides de la nefasta que puede ser la raza humana. Momentos como estos son los que merecen la pena de verdad. Nunca valoramos algo hasta que lo perdemos…

¿Y tu? ¿Te has emocionado con el pequeño Louise?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here