Desde hace unos años, se han puesto de moda los libros flip japoneses, unos libros que se leen muy rápido ya que no contienen ningún tipo de letra sino que están formados por medio de dibujos que permiten crear una pequeña historia cuando sus hojas son pasadas a gran velocidad.

Lo interesante de estos libros, es que esconden interesantes misterios que no son observables en una determinada página, sino que tienes que realizar la secuencia completa a gran velocidad para que los puedas ver con tus propios ojos.

Se puede decir que es como ir al cine a ver una película de unos pocos segundos de duración y una vez terminada, la puedes guardar en tu pantalón para verla de nuevo cuando quieras.

En el vídeo que os traemos, podréis ver algunos ejemplos de este tipo de libros.

Vía: Youtube

Dejar respuesta