Este espeluznante experimento nos arroja unos resultados, la verdad que, arrebatadores. Por un lado, seguimos siendo tan racistas como hace 50 años y por otro lado, hay gente que no es tan racista como parece, me explico. En el vídeo vemos un experimento, dos parejas (blancas y negras) amedrentan a su hijo a voces por la vía pública y llegan a maltratarle delante de todos. Lo que podemos ver en el vídeo es que, en el caso de la pareja negra, nadie acude a socorrer al niño, y en el caso de la pareja blanca, solo los negros tienen el valor suficiente para coger el toro por los cuernos…

¿Y tu? ¿También creías que habíamos avanzado en estos términos?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here