– Eeeemmm, esto no es lo que parece… – Seguro que fue lo que tuvo que decirle a su rival una vez fue pillada con las manos posadas en sus pechos. Una jugadora de balonmano al tropezar con una rival cae al suelo. Al caer al suelo empuja a otra rival que se apoya en sus pechos.

Dejar respuesta