Una brutal broma macabra sobre un decapitado. Unos jóvenes deciden darle un susto a las limpiadoras del hotel para ello se coloca uno de ellos como si tuviese la cabeza cortada encima de la almohada, pero el punto final viene desde el armario…

Dejar respuesta