Personalmente, para mi esta broma es de muy mal gusto. En ella vemos a Roman Atwood, muy conocido en Youtube por sus sustos y bromas de cámara oculta, que está disfrutando de una apacible tarde jugando con sus hijos y su mujer. Vemos que el más pequeño está disfrazado de Spiderman, de la cabeza a los pies (esto es vital para la broma). Entonces, él manda a su esposa a la planta de abajo a por algo y mientras que ella no está, Roman y sus hijos aprovechan para urdir la broma. Para ello, sacan un muñeco de la misma estatura que su hijo pequeño y simulan que, jugando, se ha caido por la barandilla al piso de abajo. Lógicamente, a su esposa no le hace ni puñetera gracia incluso después de saber que es una broma…

¿Y tú? ¿Cómo te tomarías una broma de tal calibre?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta