Planear una broma o un susto no es nada sencillo, cualquier cosa puede salir mal. Eso es lo que nos muestra este vídeo en el que toda la mala baba de los creadores del susto o la broma se torna totalmente en su contra. Y es que hay veces que el karma hace acto de presencia y te arruina todo el plan de trollear a tu compañero.

Si nos ponemos trascendentales y filosóficos con este vídeo podremos comprobar como el karma actúa dagnificando a los precursores de la broma. Es un acto de justicia divina que se efectua cuando menos te lo esperas. ¿Y a ti? ¿Te ha ocurrido esta situación alguna vez en tu vida?

Dejar respuesta