Estais apunto de ver la mejor partida de ping pong que nunca se ha filmado. Todo ocurre en una estación de metro de Londres. Los dos contrincantes se baten en duelo sin previo aviso y el partido es, absolutamente extraordinario. No les importa estar en un ambiente poco adecuado para jugar al ping pong, lo que les importa es ganar a su contrincante y si para eso se tienen que ir a la otra punta de la estación de metro pues se va. Un partido épico a la altura de los profesionales. Ah! se me ha olvidado decir que todo lo simulan con la boca, ¿no?

¿Y tú? ¿Sabes hacer sonidos con la boca? ¿Cuáles?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta