En una entrevista de la televisión brasileña le preguntan a una luchadora de pressing catch que en en cuanto tiempo es capaz de matar a un hombre, ella ni corta ni perezosa, les contesta que solo 3 segundos. El reportero, intrépido donde los haya y subestimando las fuerzas de la dama, se ofrece voluntario para que le haga un amago de muerte y creo que aun se está arrepintiendo. Ella lo toma entre sus brazos y comienza a estrangularlo, hasta casi matarlo (los ojos se le vuelven rojos de la asfixia), al final el pobre reportero se desmaya. La cosa es que hubiera muerto de no ser por el aviso de los compañeros del reportero a la luchadora de que le estaba matando de verdad.

¿Y tu? ¿Te ofrecerías voluntario?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta