Los oficios antiguos se basaban en el trabajo físico. No había máquinas y todo debía hacerse a mano, salvo excepciones en los que participaba algún animal como mulas, bueyes o perros. Si hablamos ya de artesanía la cosa cambia porque ahí si que la vida dependía del arte que tuvieses con las manos. En el vídeo vemos a un japonés que moldea con sus propias manos una obra de arte de la cerámica, la verdad que no tiene desperdicio y de seguro que te quedarás embobado de ver lo que fabrica.

¿Y tú? ¿Has practicado cerámica alguna vez? ¿Te va la artesanía?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta