El nacimiento de un hijo siempre es especial, pero si ya trae sorpresas bajo el brazo como les pasó a esta pareja de Estados Unidos, pues ya ni os cuento. Ryland tuvo claro desde su infancia que no era un chica, el amor verdadero de sus padres hizo el resto.

Dejar respuesta