Por ciertas circunstancias hay veces que debemos trabajar desde casa. La tarea se vuelve harto complicada cuando en nuestra casa también habita un gato, o varios. En este vídeo te mostramos lo difícil de teletrabajar junto a un gato que todo el rato reclama cariño y atención. Te troncharás de risa al ver las intentonas de estos simpáticos gatos por querer llamar la atención de sus dueños: les tira el ratón del PC al suelo, se mete en la papelera, se sitúa delante de la pantalla, se tumba encima del teclado, da golpes a la impresora…En fin, todo vale para que su dueño deje de trabajar y le preste la atención que necesita. Y es que estos gatos son de lo que no hay.

¿Y tú? ¿Tienes una anécdota similar con tus gatos? ¿Trabajas desde casa?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta