Todo el mundo tenemos en nuestro armario camisetas viejas que no nos ponemos ya porque o bien están muy rotas o porque se han pasado de moda o porque simplemente ya no entramos en ella. Normalmente esas camisetas terminan o bien en la basura o bien hechas jirones para limpiar el polvo de nuestra casa, pero siempre le podemos dar un mejor uso gracias a esta manualidad que hoy os traemos y con la que podrás hacer con tus propias manos un sorprendente regalo para cualquier amigo o amiga.

En proceso es muy sencillo ya que únicamente hay que realizar una serie de cortes a la camiseta para después llegar al producto final. Cuanto más grande sea la camisa, mayor será el bolso que se podrá realizar con ella y por tanto mayor espacio tendrá para guardar nuestras cosas.

A continuación os dejamos el siguiente vídeo donde se puede ver todo el proceso en pocos minutos.