Uno de los tópicos del mundo animal es que los gatos y los perros no se llevan bien, y eso es parcialmente cierto. Si un perro o un gato crece sin la compañía de un perro o un gato cerca, es casi seguro que, cuando vea uno por primera vez, le tenga una ojeriza enorme. Pero los gatos que se han criado con perros y los perros que se han criado con gatos, se acostumbran más a la presencia de estos y no suelen tener problemas entre ellos. O si no que se lo digan a los protagonistas de este vídeo…

¿Y tú? ¿Tienes gatos y perros que se llevan bien?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here