La pobre Mamá Pato tiene un gran problema, todos sus patitos se han caido por una alcantarilla y no puede rescatarlos. Para ello avisa a la policía para que le ayuden a su labor. Cuando los policias rescatan con un caja a los patitos y se lo devuelven, la cara de calma de Mamá Pato no tiene precio.

Dejar respuesta