Las lámparas de lava tienen su origen en los años 60 y desde su aparición, consiguieron llamar la curiosidad de las personas. Aunque por su nombre pudiéramos pensar que se trata de algún objeto que tiene lava volcánica en su interior, la verdad es que no tiene nada que ver con eso, tal y como descubriréis a lo largo de esta entrada. Este tipo de lámparas, pueden ser adquiridas en muchas tiendas de decoración, aunque hoy lo que pretendemos es enseñaros a fabricar vuestras propias lámparas caseras de lava con las que iluminar cualquier rincón de vuestro hogar. Sigue leyendo y descubre lo fácil que resulta.

¿Qué es una lámpara de lava?

lámparas caseras de lava 6

Antes de meternos en faena, creemos que sería interesante hablar sobre este tipo de lámparas para aquellos que nunca han escuchado hablar de ellas, sepan de lo que estamos hablando.

Las lámparas de lava en realidad son lámparas de movimiento líquido y no es más que un elemento de decoración muy vistoso pero que apenas emiten luz. Se caracterizan por tener en su interior grandes gotas de cera que van tomando diferentes formas constantemente, asemejándose a la corriente de lava de los volcanes. Precisamente este es el motivo por el que reciben este nombre.

Al situarla cerca de una fuente de iluminación, permite que adopte un aspecto muy peculiar y psicodélico, motivo por el que aún siguen estando de moda en todo el mundo.

 

Materiales para fabricar lámparas caseras de lava

lámparas caseras de lava 2

Una vez explicado en qué consisten este tipo de elementos, nos vamos a meter de lleno en conocer todo lo que necesitamos para fabricar nuestras propias lámparas caseras de lava.

Lo primero será conocer los materiales que vamos a utilizar:

  • 1 botella de plástico grande o un tarro de cristal con tapa
  • Aceite
  • Agua
  • Colorante alimenticio
  • 1 pastilla efervescente
  • 1 linterna

Pasos para fabricar lámparas caseras de lava

lámparas caseras de lava 3

Conocidos los materiales que vamos a utilizar, es hora de descubrir los pasos que debemos seguir para su fabricación.

1.- Limpiar bien la botella

Lo primero de todo será limpiar bien el recipiente que vayamos a utilizar para crear nuestras lámparas de lava caseras. Debemos intentar conseguir que no tengan ningún tipo de impurezas en su interior que puedan afectar para conseguir el efecto deseado.

2.- Agregar los líquidos

Una vez que hayamos limpiado bien la botella y se haya secado, será hora de añadir los líquidos que tenemos preparados. Empezaremos con el aceite, llenando 3/4 partes de la botella. Luego llenamos el resto de la botella con agua. Terminamos añadiendo 10 o 12 gotas de colorante alimenticio, lo suficiente para que tome color.

3.- Añadir la pastilla efervescente

Para conseguir una lámpara más vistosa, es muy importante que añadamos una pastilla efervescente. Podemos utilizar cualquiera que tengamos en casa. Puede valer tanto pastillas de vitamina C como un Dolmen para los dolores. El resultado final será el mismo. A la hora de añadirla al interior de la botella, os recomiendo que la partáis en trozos para una disolución más rápida.

4.- Tapar la botella y agitar

El siguiente paso será tapar la botella y agitarla durante unos segundos. Con esto lo que estaremos haciendo es que las gotas pequeñas de agua con colorante que están dentro del aceite se combinen, creando masas más grandes y vistosas. Si fuera necesario, podríamos añadir una pastilla efervescente.

5.- Colocar una fuente de iluminación

Por último, lo que haremos será colocar nuestra botella cerca de una fuente de luz. Con esto conseguiremos que se iluminen las burbujas, consiguiendo un efecto más sorprendente. Si hemos utilizado una botella de plástico, debéis tener cuidado de que no se caliente demasiado y se vierta todo su contenido.

Entendiendo cómo funciona

lámparas caseras de lava 4

El efecto que se consigue en estas lámparas de lava caseras, es posible gracias a que el aceite y el agua nunca combinan en un sólo líquido. En lugar de eso, lo que hacen es formar masas extrañas que se mueven en el interior y que son las encargadas de crear ese efecto tan psicodélico del que hablábamos al principio de esta entrada.

Si a todo esto se le añade la acción de la pastilla efervescente, lo que se consigue es la creación de un mayor número de pequeñas burbujas de dióxido de carbono que suben hasta la superficie mezcladas con el colorante. Cuando estas explotan, el colorante desciende de nuevo hasta el fondo del recipiente.

Por si los pasos que os hemos explicado para crear vuestras propias lámparas de lava casera no os han quedado lo suficientemente claros, os dejamos el siguiente vídeo publicado en Youtube por el usuario Experimentar en Casa, donde podréis ver lo fácil que es fabricar una de estas lámparas.

¿Conocías de antemano este tipo de objetos? ¿Qué otros métodos conoces para fabricar lámparas caseras de lava? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparecen en esta entrada han sido sacadas del portal handsonaswegrow.com.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here