El día previo a la festividad de Halloween, el dueño de esta pequeña gatita encontró una gran araña mecánica gigante y no se le ocurrió mejor cosa que gastarle una broma a su mascota, que ante tal bicho delante de ella no sabía muy bien cómo actuar.

Cuando la vio por primera vez, recelaba mucho de la araña, y ante cualquier movimiento, la gatita salía corriendo de forma muy graciosa para protegerse de ella, cosa que no lograba ya que la araña le perseguía allí donde fuera.

Al final, y tras un largo periodo de idas y venidas, la reacción de la pequeña gatita cambió y su curiosidad hizo que se acercara más a ella, hasta tal punto que quedaron como amigos.

Un tierno vídeo que te arrancará una sonrisa con la actuación de esta pequeña.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here