La tecnología ha traído consigo muchas ventajas para los usuarios ya que hoy en día podemos hacer prácticamente de todo desde nuestros móviles, pero también ha traído la pérdida de algo tan importante como es la comunicación entre dos personas.

Es muy habitual ir por la calle y encontrarnos a personas que van continuamente mirando el móvil y chateando. Poco a poco la conversación cara a cara se va perdiendo, y es lo que han querido mostrarnos en este vídeo.

En él se ve a una familia formada por un padre, una madre y dos hijos que están sentados en la mesa para cenar. De repente los dos jóvenes sacan sus móviles y dejan de hacer caso a los padres. De hecho, el padre le pide sal y el hijo le pasa pimienta. Cansado de esta situación, el padre actúa de una forma muy graciosa pero efectiva.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here