La tela que se utiliza para la fabricación de los jeans es tan dura que en muchas ocasiones nos cansamos antes de que se nos rompan, lo que hace que al final tengamos pantalones almacenados y que no nos ponemos. A estos pantalones se le puede dar una segunda vida de muchas formas, pero no tan sencilla como el caso que hoy os traemos.

Se trata de una original idea que no te llevará más de un minuto en hacerlo y para la que únicamente necesitarás unos pantalones vaqueros que no te pongas y unas tijeras. La idea es transformar esos pantalones en un funcional mandil con bolsillos que poder utilizar en la cocina o en las tareas del jardín.