Los chicos de Will it Blend han vuelto a realizar su ya tradicional experimento cuando sale al mercado un nuevo smartphone. Por sus manos han pasado prácticamente todos los modelos de iPad, iPhone o Samsung, todos de gama alta y que tienen un precio elevado en el mercado. El nuevo iPhone 6 que ha visto la luz hace unas semanas no iba a ser menos y también ha pasado por la licuadora.

En esta ocasión ha sido el iPhone 6 Plus quien ha sido sometido a este duro test junto con el Samsung Galaxy 3. El objetivo de esto es mostrar como quedan este tipo de dispositivos cuando son sometidos a la fuerza de una licuadora. ¿Cuál creéis que será el resultado?

Con esto se demuestra que independientemente de las características que tenga el dispositivo, la licuadora lo destrozará sin ningún tipo de piedad, obteniendo un montón de polvo y piezas pequeñas.

En el vídeo podéis ver como quedan ambos terminales. Una pena ¿no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here