Todo el mundo sabe que el perro es el mejor amigo del hombre. Es el único que no le falla en los malos momentos y que siempre está ahí cuando necesitamos su cariño. Pero, ¿qué pasa con el segundo mejor amigo del hombre, la cerveza?

El protagonista de este vídeo ha sabido unir a estos dos grandes amigos para convertirlos en sus grandes aliados cuando está sediento. Josh, que así se llama el dueño, sólo tiene que decir la frase “Estoy sediento” y su perro Bennett atiende su petición. Él solo es capaz de abrir la nevera, coger una cerveza, cerrar la nevera y llevársela a su dueño.

Habíamos visto a perros traer las zapatillas de andar por casa o el periódico, pero nunca un perro capaz de ir a la nevera y traer a su sueño una cerveza fría.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here