Todos los padres esperan que sus hijos se conviertan en auténticas estrellas o genios cuando se hagan mayores, pero para conseguirlo es necesario que empiecen desde una edad bien temprana. Es lo que ocurre con este pequeño de 3 años, en el que muchos ven a un nuevo genio de la batería, y viendo como es capaz de seguir el ritmo de una orquesta sinfónica, a buen seguro que lo logrará.

Por lo que podemos ver en el vídeo, este niño prodigio no teme a ninguna situación, ni a un auditorio lleno de personas. Una vez que coge las baquetas de su batería, el niño se transforma y disfruta como nadie lo hace. Si no, mirar el vídeo donde se interpreta la pieza El Can Can de Orfeo en los infiernos y donde nuestro protagonista no pierde por ningún momento el ritmo.

Toda una gozada verlo disfrutar con su batería.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here