La historia del elefante Motala es realmente conmovedora. Se trata de un elefante que tiene 50 años y un día andando por el bosque pasó por encima de una mina terrestre. Ante el peso del animal, la mina explotó y arrancó una de las patas del elefante.

Malherida anduvo por todo el bosque durante tres días hasta que unos miembros del hospital de animales de FAE la encontraron y la llevaron a sus instalaciones para curarla e intentar salvar su vida. Poco a poco, con el paso del tiempo, Motala fue recobrando las fuerzas, pero seguía teniendo el problema de que le faltaba una de sus cuatro patas.

Después de años de rehabilitación, los médicos le consiguieron una prótesis para su pata para que pudiese caminar. A Motala le llevó algún tiempo acostumbrarse a ella, pero finalmente el esfuerzo del animal por seguir haciendo su vida normal le llevó a acostumbrase a su nueva pierna.

La historia de Motala nos muestra lo peligroso de las minas terrestres, explosivos que no distinguen entre soldados, niños o animales.

En el siguiente vídeo podéis ver el resultado del trabajo realizado por Motala, realmente impresionante verla andar sobre su prótesis.

Dejar respuesta