Vemos que un hombre está muy nervioso porque tiene una cita, se arregla, se pone un traje precioso, se acicala y sale fuera dispuesto a agradar a su cita. Cual es nuestra sorpresa cuando vemos que ese mismo hombre se vuelve y vuelve a llamar a casa. Su cita es SU PROPIA HIJA!

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here