Ser padre de un de una criatura es una gran responsabilidad que te cambia la vida para siempre, pero si en vez de uno, te vienen tres hijos de golpe, el cambio es todavía mayor. Se necesita mucha paciencia y trabajo para sacarlos adelante, pero el cariño y los buenos momentos que te dan es una gran recompensa para seguir luchando por ellos.

En este vídeo puedes ver de lo que estamos hablando. En él se ve a un padre, que disfruta jugando con sus pequeños, pero que disfruta más viéndolos reírse con el “ataque” que le hace su progenitor. Un momento muy adorable que a buen seguro hará que más de uno le den ganas de formar una familia.

La mayoría de vosotros estaréis de acuerdo conmigo que no hay nada más agradable que escuchar la risa de un bebé mientras juega y disfruta.


Vía: Youtube

Dejar respuesta