En Brasil tienen unas ocurrencias que, madre mía… Un grupo de desconocidos se sientan en una parada a esperar el autobús. Vemos una mirilla láser que recorre a todos los que allí esperan cuando, de repente, se oye un disparo y uno de ellos (el gancho) cae al suelo. Tronchante!

Dejar respuesta