Unos turistas van a lomos de un elefante cuando de repente a uno de ellos se les cae su cámara GoPro. El elefante, ni corto ni perezoso, con su trompa coge la cámara y se la devuelve. Maravilloso…

Dejar respuesta