La relación entre un perro y una persona puede llegar hasta tal punto, que dejarlo en casa sólo durante unas horas, puede ser una eternidad para ellos, de ahí que no es de extrañar que una vez que regresemos, el animal no pare de demostrarnos el cariño que nos tiene.

En esta historia, la dueña estuvo lejos de su perro durante dos años por temas de trabajo. Cuando se volvieron a ver, el animal se puso tan contento que al final terminó por desmayarse. Una emotiva escena donde se demuestra el amor que un perro puede adquirir por su dueña.

Vía: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here