Por qué su hijo debe tener actividades artísticas

Cuando los niños son pequeños son verdaderas esponjas ante todos los estímulos que les rodean. Dejar expresar esta creatividad de un modo natural es fundamental para que se desarrollen al 100%.

Los padres debemos de estar muy atentos ya en la etapa de bebé para ver qué cosas y actividades les llaman más la atención a los peques para poder ayudarles y proporcionarles estímulos que les atraigan.

En el caso de las actividades artísticas siempre se deben tener presente todo tipo de juguetes de arte que les ayude a divertirse y a comunicarse de un modo creativo.

Las actividades artísticas son una de las piezas básicas en el crecimiento y educación de los más pequeños. Sus beneficios y ventajas son de gran valor.

Veamos por qué nuestros hijos deben de tener actividades artísticas en su desarrollo y crecimiento.

Principales ventajas de las actividades artísticas en los niños

No hay duda de que en el entorno de un bebé puede decirse que todo lo que le rodea es arte. El bebe y niño explora, investiga y juega creando momentos de auténtico arte y aprendizaje continuo.

En primer lugar, es necesario decir que el arte es otro tipo de lenguaje que le ayudará a expresarse y decir a los demás lo que siente o necesita.

La creatividad y la imaginación serán los compañeros de viaje al jugar y realizar actividades artísticas, dos términos claves en un buen desarrollo de los más pequeños.

Para que nuestros hijos disfruten del arte es necesario estimular para este hecho. Por ello, las actividades o juegos artísticos son un buen punto de unión entre el juego y el arte.

Pero ¿Cuáles son las principales ventajas de las actividades artísticas?

Realmente todo lo que sea creatividad e imaginación es positivo para el niño, pero sí es importante tener en cuenta una serie de principios positivos que las actividades artísticas pueden hacer por el niño ¡Toma nota!

Mejora la comunicación

Una de las grandes ventajas que ofrece el arte en el crecimiento del niño es la mejora de la comunicación.

Por ejemplo, dibujar una idea siempre es mucho más fácil para un niño que, a veces, expresarlo con palabras. A través del dibujo o la pintura, los niños encuentran un camino de comunicación muy bonito y eficaz.

Impulsa la creatividad

No hay duda de que cualquier actividad artística impulsa la creatividad de los niños. Ya sea la pintura, artes plásticas… todas las actividades enfocadas al arte fomentan la imaginación y la creatividad.

Estimula la concentración

Toda actividad artística requiere de un mínimo de concentración para ser llevada a cabo.  La creación de un dibujo o pintura hace focalizar de un modo intenso la atención y concentración. Un ejercicio que le será muy útil para la realización de otras actividades.

Mejor coordinación

Las actividades artísticas requieren del uso de las manos y de la atención para realizar trazos u otra acción artística. Especialmente en la importante coordinación mano/ojo, el arte es una de las mejores actividades para potenciar este tipo de coordinación.

Uso de los sentidos

Las actividades artísticas potencian, especialmente, el uso de los sentidos del tacto y la vista. Aunque, en general, toda actividad artística pone a prueba los diferentes sentidos de los niños, agudizándolos y aprendiendo a conocerlos y a usarlos.

Estimulan su propio criterio

Como ya hemos comentado, las actividades artísticas fomentan la creatividad y la imaginación. Esto hace que los propios niños comiencen a crear su propio criterio en función de sus gustos y deseos. A su vez, fomentan la autonomía e independencia, valores de gran calado en su desarrollo.

Finalmente, es digno destacar que el interés de los niños en las actividades artísticas vendrá dado por la estimulación en su educación. En este sentido, los padres tenemos la responsabilidad de abrirle el mundo de las artes para que pueda experimentar.

Cualquier actividad artística es buena para comenzar a enseñar a los niños a entender el arte. La música, pintura, dibujar son actividades muy fáciles de implementar en el día a día de los más pequeños.

También es posible integrar en sus juegos, juguetes artísticos como pizarras, acuarelas, estudios de pinturas, etc.

No hay nada mejor, en la educación de un niño, que aportarle arte por todos lados. Si se hace desde las edades más tempranas, el niño podrá obtener los beneficios que aportan las actividades con arte. De este modo no solo se divertirá de un modo creativo, sino que podrá llevarse de los diferentes beneficios que aporta el arte.

Ir arriba