Si estás buscando un objeto decorativo simple y sobre todo barato, la idea que te traemos hoy te va a encantar, ya que se trata de un portabotellas que puedes hacer tú mismo con la ayuda de un tubo de plástico y en pocos minutos.

La idea es crear una estructura que sea capaz de guardar el equilibrio sin la necesidad de tener que anclar ese portabotellas a ningún sitio. Para conseguirlo, es muy importante que el tubo sea cortado en el ángulo correcto.

No te pierdas el vídeo para conocer todos los pasos que debes seguir para conseguir este original objeto decorativo.