La fecha de tu boda es un día para el recuerdo. Quieres que sea un día inolvidable y para ello no dudas en organizar todo al milímetro para que salga lo mejor posible. Lo que hasta ahora no habíamos visto es una ceremonia que terminara de la forma que lo hicieron estos recién casados.

Una vez que se dieron el sí quiero y el novio besó a la novia, obsequiaron a todos los presentes con algo muy original y que a duras penas veríamos en algún templo cristiano. No tiene desperdicio y seguro que más de uno se queda con las ganas de hacerlo el día que pase por el altar.