Los teléfonos móviles de hoy no son tan duros como eran los primeros que aparecieron y que fueron bautizados con el nombre de ladrillos. Esos se podían caer que no les pasaba nada, cosa que no sucede a los smartphones de hoy en día. Es por ello que cuando adquirimos uno de estos teléfonos, lo primero que hacemos es ir a la tienda de turno para comprar un protector para nuestro modelo de móvil.

Por suerte siempre podemos tirar de ingenio para fabricarnos el nuestro propio, y en este caso esta tarea es tan fácil como hacer uso de un simple globo, ¿cómo? Muy fácil y si no mira el vídeo que os traemos a continuación. En escasos medio minuto, tendrás fabricado tu propio protector de móvil.

Lo mejor de todo esto, es que si te cansas del que tienes puesto, pronto lo puedes cambiar por otro nuevo.