Los de Mercedes Benz estaban tan seguros de su coche blindado que el propio jefe de la compañía se ofreció como voluntario para ser tiroteado dentro del coche. Para ello cogieron un fusil de asalto AK47 y dispararon al coche a bocajarro. El vídeo nos muestra el proceso y el tiroteo y es increíble ver como, ni las lunas ni la chapa ni nada, se resiente a causa de los disparos. Además, la parte del tiroteo en el vídeo está en slow-motion para que veamos el impacto de las balas sobre el automóvil. Increíblemente alucinante.

¿Y tú? ¿Te pondrías dentro de ese coche para ser tiroteado?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta