Es que no se puede ir por la vida tan gallito como el joven del video. Vemos que delante de todo el mundo quiere chulear de moto haciendo rueda (y gastándola) y haciendo un caballito como colofón final, pero ni el caballito acaba bien ni la moto. Atentos al video que no tiene desperdicio.

Dejar respuesta