Un padre encontró un brillante método para reciclar viejos lápices de colores, y con ellos, poder ayudar a niños más necesitados. Una iniciativa que está dando la vuelta al mundo y que es conocida como Crayon Initiative.

Vivimos en una sociedad consumista donde no paramos de comprar cosas, objetos que en muchas ocasiones se quedan muertos de risa sin utilizarlos, acabando en el cubo de la basura. Muchas de esas cosas que acabamos tirando, si se le sabe dar el uso correcto, pueden servir para ayudar a otra mucha gente. Esto mismo es lo que pensó el protagonista de la historia de hoy, Bryan Ware, un joven de San Francisco que un buen día, mientras celebraba el cumpleaños de uno de sus hijos, se dio cuenta de que muchos lápices de colores acababan en la basura, por lo que pensó una brillante idea para darle un nuevo uso a todos esos colores. ¿Quieres saber cómo reciclar viejos lápices de colores? ¡Sigue leyendo!

34.000 Kg de colores acaban en la basura cada año

reciclar viejos lápices de colores

A lo largo del año, son miles los kilos de colores que acaban en la basura. Muchos de estos proceden de colegios que una vez terminado el curso tiran a la basura los restos en vez de reutilizarlos para el próximo año, o bien de restaurantes o tiendas que ofrecen a los más pequeños este tipo de elementos para que se entretengan mientras que sus padres comen o compran todo aquello que necesitan.

Esto fue lo que le sucedió a Bryan Ware un día en el que estaba en un restaurante celebrando el cumpleaños de uno de sus hijos. El camarero le obsequió al pequeño con unos colores para que dibujara mientras estaban en las instalaciones. Fue entonces cuando a Bryan se le pasó por su cabeza preguntar qué hacían con todos esos colores. La respuesta del camarero fue clara, tirarlos a la basura. Fue ahí cuando empezó a buscar una segunda vida para todos aquellos lápices.

Derretirlos para crear nuevos colores

reciclar viejos lápices de colores - grandes ollas para derretir los colores

A Bryan lo que se le ocurrió, fue la posibilidad de reciclar esos colores para crear unos nuevos que poder repartir entre los hospitales y escuelas más necesitadas de la zona.

El proceso para llevar a cabo esta fabricación tiene varios pasos. El primero es conseguir recuperar todos esos colores que acaban en la basura. Aquí entra en acción toda la comunidad que los reciclan de igual forma que hacen con las botellas de plástico o el papel. El siguiente paso será realizar una clasificación por colores, es decir, los rojos con los rojos, los verdes con los verdes y así sucesivamente. Una tarea que aunque no es muy complicada, si que puede resultar muy tediosa.

Una vez que los tienen separados, es hora de ponerlos en unas grandes ollas para derretirlos y conseguir un producto con el que poder fabricar nuevos colores.

Utiliza moldes especiales

reciclar viejos lápices de colores - uso de moldes especiales

Una vez que ha derretido todos los colores, utiliza un molde especial para fabricar los nuevos colores a partir del líquido que ha obtenido. Para ello, hace uso de una máquina especial que los moldea, obteniendo en cada tanda hasta 96 lápices nuevos.

Para evitar problemas, es muy importante utilizar un filtro para evitar que aquellos trozos que no se hayan derretido completamente, puedan obstruir el molde.

reciclar viejos lápices de colores - uso de filtros

Una vez vertido sobre la máquina todo el líquido, la apariencia es similar a lo que podéis ver en la imagen superior. Ahora solo es cuestión de esperar a que se solidifique todo el producto.

Lápices más gruesos y fáciles de coger

reciclar viejos lápices de colores - 96 colores en cada tanda

El resultado final son tandas de lápices de colores pero con una característica diferente a los tradicionales, ya que se tratan de colores más gruesos para que puedan ser agarrados sin ningún tipo de problema por los más pequeños o por aquellos niños con necesidades especiales, sin olvidarnos que también son más resistentes.

reciclar viejos lápices de colores - resultado final

Una vez que los lápices están terminados, se empaquetan en sus correspondientes cajas y son repartidos por todos los hospitales de California para que los niños que tengan que estar en sus instalaciones por problema de salud, tengan una forma de distracción.

reciclar viejos lápices de colores - cajas listas para repartir

Hasta la fecha, han sido capaces de repartir más de 2000 cajas, pero no contento con esto, sigue trabajando para poder llegar a muchos más sitios.

reciclar viejos lápices de colores - niños con sus colores

La forma que tiene de financiarse del proyecto Crayon Initiative es con el propio dinero de Bryan y las donaciones que recibe.

reciclar viejos lápices de colores - cajas llenas de colores

Sin lugar a duda, una gran iniciativa solidaria capaz de arrancar una sonrisa a los más pequeños.

reciclar viejos lápices de colores - colores capaces de arrancar una sonrisa

Os dejamos un vídeo donde podréis ver más sobre esta gran iniciativa que busca poder alegrar un poco la vida a esos niños que por un motivo u otro pasan mucho tiempo en los hospitales.

Tras ver esta noticia que os hemos traído, ¿qué pensáis de esta iniciativa para reciclar viejos lápices de colores? ¿Pensáis como yo al afirmar que vivimos en una sociedad donde no se valora las cosas que tenemos, sobre todo los más pequeños? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios.

Las imágenes que aparecen en esta entrada, han sido sacadas del perfil de Facebook The Crayon Initiative.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here