Cuanto menos se tiene más se comparte es una premisa que ya hemos visto en videos de esdemasiado.com anteriormente. Retan a dos sin techo a echar un pulso otorgando un premio al ganador. Lo que no sabían ellos es que el perdedor se iba a llevar un suculento premio de consolación. Lo que no sabían los organizadores de todo esto es de la honestidad de uno de los participantes.

Dejar respuesta