Es impresionante ver lo que son capaces de hacer los saltadores de trampolín. En el poco tiempo que están en el aire realizan multitud de giros y vueltas para caer luego en el agua salpicando lo menos posible. Es un espectáculo muy hermoso, pero si lo vemos desde el punto de visto de estos deportistas la cosa cambia.

Para ejemplo el vídeo que hoy os traemos. En él se puede contemplar lo que ve el saltador que se ha subido a una plataforma de 25 metros para saltar sobre una piscina, que desde esa altura se ve realmente ridícula. Hay que tener mucho valor para saltar desde ahí, y más hacíéndolo de la forma que lo hizo.

Un espectáculo que te dejará con los pelos de punta por su belleza.

Vía: Youtube

Dejar respuesta