Hace poco os pusimos por aquí un vídeo de una mujeres que se colocaba una cámara en los pechos para demostrar las miradas furtivas de los hombres. Ahora el caso es al revés, un hombre se pone un paquetón enorme y una cámara al lado para comprobar cúantas mujeres le miran. La cosa es que el vídeo es muy similar porque, al igual que hay hombres más descarados y otros un poco más cortadetes, en las mujeres pasa lo mismo, hay algunas que se pueden tirar mirando 10 minutos fijamente, y hay otras que dedican miradas furtivas. Muy divertido e interesante el vídeo.

¿Y tú? ¿Serías descarada o más bien tímida?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta