La vida no es siempre justa y en ocasiones nos encontramos con situaciones muy duras que te dejan el corazón en un puño. Es el caso de este niño al que han diagnosticado cáncer cerebral de grado 4 con una esperanza de vida de un año. El niño lucha por seguir adelante y sus padres quieren que el tiempo que le queda de vida lo disfrute al máximo.

Para su quinto cumpleaños, el padre de la criatura se le ocurrió la idea de darle una sorpresa con uno de sus superhéroes favoritos, Spiderman. El padre se disfrazó de este personaje y sorprendió a su hijo, un momento que a buen seguro el niño le costará olvidar.

El niño no podía quitar la cara de sorpresa cuando vio a su superhéroe favorito saltar desde el tejado. Seguro que el niño pensará que tiene el mejor padre del mundo.

Vía: Youtube

Dejar respuesta