Cuando el sueño viene a visitarte, no hay vuelta atrás. O si no que se lo digan a este tipo que no puede soportar las cabezadas y termina por dormirse DE PIE, solamente sujetado por la barra del metro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here