El vídeo que os traemos hoy se trata de un curioso experimento que podemos hacer en casa y que llamará la atención tanto de los más pequeños como de nosotros mismos. Se trata de una sencilla forma de crear un tren eléctrico utilizando para ello un alambre de cobre, una pila y dos imanes. Elementos que son fáciles de conseguir.

Para llevarlo a cabo, primero hay que enrollar el cable de cobre en espiral con un diámetro por el que coja perfectamente la pila con los imágenes, los cuales se pondrán uno en cada extremo. Esto provoca un campo magnético que hace que la pila se desplace por la estructura como si fuera un tren eléctrico.

A continuación podéis ver el vídeo completo de este llamativo experimento.

Vía: Youtube

Dejar respuesta