Hoy en día nos podemos encontrar prácticamente cualquier producto químico que sirve para eliminar cualquier tipo de mancha de cualquier superficie, pero en muchas ocasiones es mucho mejor optar por viejos trucos caseros para la limpieza, ya que de esta forma además de ahorrarnos algo de dinero estaremos ayudando a conservar nuestro medio ambiente.

Es el caso de la limpieza de nuestro microondas. Podemos utilizar productos como detergentes o quitagrasas, pero es mucho mejor hacer uso de un poco limón y agua. ¿Qué no sabéis cómo? Mirar el siguiente vídeo donde se explica todo el proceso con un resultado impresionante.