Ahora que el buen tiempo ha llegado pero que no hace ese bochorno típico del verano, es buena época para realizar una escapada al campo y disfrutar de una tranquila acampada con tu familia o amigos. El problema es que no siempre estas acampadas son todo lo buenas que uno desearía. En muchos casos, por desconocimiento, las personas sufren para pasar esos días lo más cómodo posible. Para que esto no ocurra, hoy os queremos dejar una serie de geniales trucos que os permitirán disfrutar de una acampada como si fuerais auténticos expertos. Sigue leyendo y descubre todo estos consejos que os traemos.

Dormir más cómodo

El momento de dormir durante la acampada puede ser muy problemático. El suelo está muy duro y podemos clavarnos piedras. Para que estemos más cómodos, podemos crear un suelo blando mediante el uso de baldosas infantiles de espuma. Además de confort, nos protegerá de la humedad.

Luz nocturna

Este truco os permitirá crear una lámpara de camping muy económica. Lo único que necesitaréis será una garrafa de plástico translúcida a la que se le añadirá una linterna. Al encenderla, la garrafa entera se iluminará.

Pasta de dientes en puntos

En este caso, este truco para disfrutar de una acampada, está pensado para ahorrar en espacio. La idea es hacer puntos de pasta de dientes sobre un plato. Los dejaremos secar y de esta forma podremos transportarlos sin ocupar tanto espacio. Estos puntos se hidratarán muy rápidamente para ser utilizados de nuevo.

Monodosis para ahorrar espacio

Otra forma sencilla de ahorrar espacio, es crear monodosis de cualquier cosa que nos vayamos a llevar, por ejemplo gel de lavado, vinagre o sal. Podemos crear estas monodosis utilizando pajitas.

Café para después de comer

Sin dejar de lado el tema de las monodosis, podemos crear nuestros propios sobres de café para un único uso. Lo que debemos utilizar son los filtros de café rellenados con café y atados con hilo dental.

Cinturón para los utensilios

¿Dónde podemos colocar todos los utensilios de cocina? Si queremos tenerlo todo bien ordenado, un cinturón nos puede ayudar a lograrlo. Lo que debemos hacer es colocarlo alrededor de un árbol y utilizar ganchos para sujetar nuestros utensilios.

Botiquín de bolsillo

Como nunca sabemos cuándo puede ocurrirnos algo en el campo, nunca está de más que vayamos preparados con este pequeño botiquín de bolsillo. Para ello, podemos utilizar un pequeño bote de plástico.

Fuego fácil de hacer

Qué sería una acampada sin barbacoa. No todo el mundo es experto en encender el fuego, más si es de carbón. Para que sea más sencillo, podemos utilizar una huevera de cartón a la que le habremos metido algunos trozos. A continuación enciéndela con el mechero y sorpréndete de lo bien que arderá.

Marcar el camino

Si visitamos una zona por primera vez, es muy fácil que nos perdamos si nos alejamos mucho de donde hemos acampado. Para que podamos volver sin peligro, nada como marcar el camino utilizando cinta biodegradable.

Cerillas siempre preparadas

Supongo que a muchos de vosotros os habrá pasado alguna vez que habéis ido a utilizar alguna cerilla y esta estaba húmeda. Para evitar que esto pase, busca una caja impermeable y pega un poco de lija de grano fino en su interior. De esta forma te aseguras poder encender fuego siempre.

Combustible para la hoguera

Otro consejo muy útil para encender una hoguera, es el uso de algodones impregnados en cera que actúa como combustible para alimentar la hoguera.

Inodoro casero

Ya es posible hacer tus necesidades como si estuvieras en tu casa, fabricando este inodoro portátil. Eso sí, acordaros de vaciar el cubo.

Una vez que has conocido estos trucos para disfrutar de una acampada, ¿cuál es para ti el mejor de todos? ¿Qué otros consejos darías a nuestros lectores? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparecen en esta entrada han sido sacadas del portal Faithtap.

Dejar respuesta