Trucos para quitar manchas terroríficas de tu ropa favorita

Quedan pocos días para la celebración de Halloween, una celebración que ha adquirido una gran importancia en nuestro país en los últimos años. Son muchos los que deciden disfrutar de esa noche disfrazados de los seres más terroríficos. Para ello, no dudan en vestirse y maquillarse para conseguir el aspecto deseado. El susto nos lo encontramos cuando nos damos cuenta de que nos hemos manchado con ese maquillaje, el vino o la sangre falsa, por citar algunos elementos. Ahora bien, ¿sabemos cómo actuar para acabar con esas manchas? Para que os resulte más sencillo acabar con ellas, dessde Mr Jeff acaban de compartir algunos consejos interesantes

Que no cunda el pánico

Lo primero de todo será mantener la calma y no hacer aquello que primero se nos pase por la cabeza, ya que podemos incrementar el problema. Lo primero será no frotar la mancha, para evitar que se extienda aún más. También es importante el tiempo de reacción, ya que cuanto más tardemos en limpiarla, más difícil será acabar con ella.

Manchas de maquillaje ‘waterproof’

El maquillaje que usamos cuando nos disfrazamos es distinto al que utilizamos en el día a día. Al tratarse en su mayoría de maquillajes resistentes al agua o permanentes, tienen una base grasa muy potente que penetra en las fibras de los tejidos fácilmente y puede crear una de esas manchas difíciles de quitar. ¿Solución? Líquido de lavavajillas. Sí, el líquido de lavar los platos que todo el mundo tiene en casa se puede utilizar para quitar manchas de maquillaje en la ropa al 100%. Precisamente su fuerte capacidad antigrasa hace que sea un producto muy eficaz para eliminar manchas de maquillaje. Para conseguirlo, solo tienes que meter la prenda en la lavadora poniendo 15 ml de este producto en el cajón de la misma. ¡Facilísimo!

Manchas de sangre falsa

La sangre falsa suele ser el hit para este día. No hay una mejor manera para dar la apariencia de una sed de sangre de alimentación zombie o una herida de bala sin un poco de la sangre falsa para agregar gore y realismo a tu disfraz. Sin embargo, una mancha de sangre falsa puede arruinar por completo tu ropa si no se tiene cuidado con la eliminación de la misma. Para quitar manchas de sangre falsa seca, el bicarbonato es ideal. Para beneficiarte de este truco, prepara una mezcla de 2 cucharadas cafeteras de bicarbonato en 50 ml de detergente, aplícalo en la zona afectada y deja reposar la solución durante unos 20 minutos. Este sencillo acto evitará que la mancha se seque del todo y se quede en tu prenda para siempre, convirtiendo quizás uno de tus mejores vestidos o camisetas en un trapo inservible. Después, solo tendrás que lavar la prenda en la lavadora y quedará como nueva.

Manchas de vino

Todos nos hemos tirado una copa de vino encima en alguna celebración. ¡Pero esto también tiene solución! Mezcla 10 ml de detergente líquido en 10 ml de vinagre blanco con base de alcohol. Pon la mezcla en la mancha y deja que esta absorba la combinación durante unos 15 minutos. En ese momento podrás ver cómo la mancha empieza a desaparecer. A continuación, restriega la zona afectada con la mano o con un cepillo de cerdas suaves y lava la ropa de forma normal. Este truco funciona en cualquier tipo de prenda sin importar tipo de fibras o colores, ya que ninguno de los dos productos tiende a dañarlos. La sal también es una buena aliada. Pon en abundancia encima y déjalo secar. Después lava con agua fría y detergente. Puedes dejar el producto toda la noche y meterlo a la lavadora al día siguiente. No hay problema. Aunque esta solución no es la mejor de todas, es muy fácil y es especialmente útil cuando quieres una solución rápida.

Manchas de caramelo

Si el caramelo es el culpable de tu mancha, primero retira los restos de dulce que puedas. La mejor solución en este caso es llenar un barreño con agua tibia, vinagre blanco y limón. Sumerge la prenda en esta mezcla, como mínimo unos 30 minutos antes de lavarla en la lavadora. De este modo, ablandarás las manchas y evitarás que se queden fijadas al tejido.

Con estos consejos, podrás guardar tu ropa limpia y sin estropearla para la siguiente temporada o fiesta. Pero si todavía no se ve claro, bien porque te da más miedo enfrentarte a estas manchas que la propia noche de Halloween o porque preocupa estropear tu disfraz favorito, siempre se puede recurrir a los servicios de lavandería. Con Mr Jeff, el cuidado y mantenimiento de disfraces puede resultar menos tedioso gracias a sus servicios de lavandería a domicilio bajo encargo a través de la app o en tienda física, y así tener el disfraz como nuevo para usar otro año más. ¡Así de fácil!

Ir arriba