Chiquito es un caballo que ha tirado de un carro toda su vida, ahora su vida dará un giro de 180 grados puesto a que va ser liberado en un refugio donde los caballos pueden campar a sus anchas. Los del refugio le quitan el aparaje ante la mirada espectante de todos los que han ido a ver semejante momento. Lo que no se esperaba nadie es la reacción de Chiquito al despojarse de todo su aparataje para tirar de carros. El feliz animal se revuelca por la hierba en señal de alegría e ilusión. Un acto más para cerciorarnos de que los animales, aunque no sean personas, también tienen sentimientos.

¿Y tú? ¿Has liberado alguna vez a tu mascota?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta