Muchos piensan que los seres humanos son los únicos animales que disponen de sentimientos, pero los que tenemos animales en casa sabemos que no. En un zoo de Alemania, una cría de elefante se tropieza al subir un peldaño y se cae de espaldas. La reacción de mama elefante es totalmente extraordinaria.

La mamá elefante no tarda en acudir, junto a más miembros de la familia a observar si le ha pasado algo a su pequeño. Cuando comprueban que todo está ok, todos los elefantes en conjunto intentan levantar al pequeño elefante, que consigue ponerse de pie tras la ayuda de su familia. Un gesto sincero que nos ayuda a comprender un poco mejor como sienten los animales.

Dejar respuesta