Este hombre es padre de una niña afroamericana que, a través de Snapchat, una aplicación de mensajería instantánea efímera, sufría acoso por parte de sus compañeros de colegio. El padre, cuando se enteró de que esto estaba ocurriendo, decidió poner cartas sobre el asunto grabando los mensajes que le enviaban a sus hijas y poniéndolo en constancia de la policia. Cuando intentó hablar con el padre de los niños que hacían bullying a su hija, se dio cuenta que era peor que los propios crios. Y es que, de tal palo, tal astilla…

¿Y tu? ¿Has llegado a sufrir bullying en el colegio?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta