No es fácil ganar un gran premio de la lotería pero cuando uno lo gana se lleva una gran alegría, no sólo para él sino también para el resto de sus familiares.

Es lo que pasa a este hombre danés que ha ganado un premio en la lotería de su país. En cuestión el premio asciende a 15 millones de coronas danesas, que al cambio son 2,7 millones de dólares. Para decírselo a sus hijos, el hombre va poco a poco dándoles buenas noticias, hasta que al final les enseña un papel con el premio ganado.

Mirar como reacción sus hijos ante esta noticia. ¿Cómo reaccionaríais vosotros?

Dejar respuesta