Juzgar a un perro por su tamaño es subestimarle, y eso se refleja en este vídeo. En él vemos un apartamento en Sudáfrica en el que se cuela un ladrón. Vemos la escena en que inspecciona el jardín en busca de algun rastro humano y parece que no hay nadie a la vista. Lo que no se esperaba es que, el chiquitín de la casa, un Yorkshire saliera en actitud hostil y echarlo de su propiedad. ¡Y vaya si lo echó! El ladrón sale zumbando aterrado por la gran bestia que guarda el jardín: un pequeño y diminuto Yorkshire.

¿Y tú? ¿Tienes un Yorkshire? ¿Son tan malos como dicen?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here