Cada año el 1 de agosto la ciudad de Varsovia en Polonia se congela durante un minuto y mientras suenan las sirenas para conmemorar la pérdida de más de 200.000 vidas polacas durante la ocupación de Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Dejar respuesta